jueves, 26 de diciembre de 2013

ABORTO



Estoy a favor de permitir abortar a la mujer que lo necesite. ¿Por qué? Porque sé que ninguna mujer elige esa opción voluntariamente sino cuando no tiene otro remedio. Lo natural, lo que nosotras queremos es tener hijos pero cuando no puede ser es porque existen razones muy, muy poderosas. Esto es así de sencillo y fácilmente comprensible. Interrumpir un embarazo es una decisión muy dolorosa, dificilísima para la mujer ¿Por qué hay gobernantes en la derecha rancia que se empeñan en que las mujeres actuemos conforme a su moral? Ellos, sus mujeres, que no aborten, pero que dejen a las demás hacer lo que les parezca más conveniente. Todos sabemos por otro lado que ellos dejan la moral a un lado cuando les interesa y actúan, sí, de tapadillo, ocultándolo.

Ahora, en España, el partido en el gobierno quiere hacer una ley poniendo infinidad de trabas a las mujeres, una ley retrógrada y restrictiva. Prohibiéndolo expresamente o, en otros casos, haciendo que resulte imposible. Esta nueva ley  no va a impedir que las mujeres aborten,  lo seguirán haciendo igual, con más incertidumbres, con más coste económico y emocional, en definitiva, con más sufrimiento. Infinitamente más. Si se les ponen tantas trabas, acabarán, como en los años del franquismo, acudiendo a curanderas, con el peligro que supone y las pudientes viajando a Londres(1) o a cualquier otra población europea para que se lo practiquen. 

De esta nueva ley que pretenden lo que más me aterra es que la madre estará obligada a tener un hijo incluso con "graves malformaciones". ¿Quiénes son ellos para determinar lo que una mujer debe hacer? ¿Acaso son incapaces de ponerse en el lugar de una joven madre absolutamente sin medios, a lo mejor con otro par de hijos ya? Además están recortando en centros asistenciales y en servicios sociales, en médicos, enfermeras, camas hospitalarias... con lo que estos seres malformados y necesitados tendrían un camino lleno de torturas.

En cuanto al intento de presentar al óvulo fecundado como persona y con los mismos derechos que la madre no me parece acertado.
Un embrión no es una persona, igual que un huevo no es un pollo.

(1)De 1974 a 1983, 200.000 españolas abortaron en el Reino Unido.

Podría haber empezado esta entrada hablando de la ley del aborto del 85  o hablar de la que tenemos, la del 2010, con la que ha descendido por cierto el número de abortos, o de la  que nos quiere imponer ahora el gobierno de derechas a la que me estoy refiriendo, más restrictiva incluso que la del 85, pero esos datos están ahí, los podéis consultar en cualquier sitio, igual que la cantidad de declaraciones de todos los colectivos sociales criticándola. También de una minoría alabándola, claro, aunque mirando datos me he encontrado con uno que dice que sólo el 15% de la población española (donde está incluida la iglesia que no es del papa Francisco)  está en contra del aborto.


Podría haber empezado de muchas formas pero este blog es casi un diario personalísimo y quería dar directamente mi opinión.

Siento si molesto a gente que me lee, pero supongo que si entráis aquí es porque queréis saber cosas mías.
----------------------------------------------------------------------------
Después de llevar esta entrada subida unos días apareció (el 29/12/2013) este artículo de Elvira Lindo con el que estoy absolutamente de acuerdo, me parece interesante y por eso lo quiero compartir con vosotros. Es el segundo enlace, el primero es otro antiguo con el que me he topado buscando el titulado ¿Por qué, Gallardón?

http://elpais.com/elpais/2013/04/23/opinion/1366731671_902118.html

http://elpais.com/elpais/2013/12/27/opinion/1388144440_092658.html 


5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu comparación del huevo y del pollo, y que rídícula la historia del "nasciturus" ( versión Gallardón). Si no me equivoco, los romanos ya permitían el aborto. ¡Que tiempos los nuestros!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Claudie, te digo lo mismo que comenté en mi fb a las amigas Paule y Mónica:
    La ley es tan demencial que parece que se están moviendo incluso los organismos internacionales. A ver si entre todos podemos hacer algo. No dejo de pensar en el sufrimiento que puede ocasionar a infinidad de mujeres, sobre todo a las desamparadas, a las que no tienen medios.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Viniendo de un médico, ya es mucho Antonio.

      Eliminar